Contactanos

Dientes Super Blancos

Mi nombre es Sebastián y tengo 34 años,  y junto con Sandra, Eugenia y Andrés fundamos dientessuperblancos.com

==> Saltar a forma de contacto <==

pero ya hace más de 5 años que mi dentadura está hecha un desastre. Es algo desagradable que no he podido evitar, y que empieza a afectarme. Sobre todo por qué las personas fijan su mirada en mi sonrisa cada que hablamos. Y pues se nota la expresión de los demás cuando ven lo mal que está.

La principal razón de que tenga los dientes de una tonalidad amarillenta casi marrón, es por el cigarro. A pesar de que suelo cepillarme al menos 2 veces por día, es casi inevitable que la nicotina no oscurezca cada vez más mis piezas dentales. La verdad no he intentado dejar el tabaco. Pero tampoco he hecho un esfuerzo sobre humano por mejorar el aspecto de mis dientes. Ya que no había sido algo que me importara mucho.

Hasta que mi novia incluso ha dejado de besarme con frecuencia. El otro día hablamos, y fue sincera al decirme que no le gusta que mis dientes luzcan de esta manera. Ahí supe que debía hacer algo por mejorar nuestra situación. Busqué en internet, y conseguí algunos remedios caseros. Aunque la verdad no soy muy crédulo.

Pero quise intentar con una mezcla de bicarbonato de sodio con mi dentífrico regular. Sin embargo leí en el sitio donde recomendaban esta alternativa, que puede debilitar el esmalte de los dientes. Así que solo me cepillo con la mezcla solo una vez al día. He preparado en una taza buena parte de dentífrico, con la misma cantidad equivalente en bicarbonato de sodio.

Solo tomo un poco con el cepillo, agrego un poco de agua y limpio los dientes. No puedo decir que no funciona, porque se nota un ligero cambio en la coloración de mis dientes. Se ven más blanco ahora. Sin embargo, el cambio no es radical. Aún se nota mucho que mis dientes están amarillos. Y tengo unas manchas de casi color negro que son las peores. Debo seguir trabajando por mejorar el aspecto de mis dientes.

Bueno, Sebastián, te entiendo perfectamente. He tenido el mismo problema por lo menos la mitad de mi vida. Soy Sandra, y tengo 29 años. También tengo dientes amarillos. Pero a diferencia de ti, no fumo, ni tomo café. Y durante años he evitado las comidas que contengan demasiado condimentos o colorantes.

Soy propensa a desarrollar placa y sarro entre mis dientes. Y por años eso ha afectado el color de mi dentadura. Suelo mantener una higiene bucal estricta por la misma razón, pero es algo predeterminado. Y debo asistir periódicamente al dentista para hacerme a una limpieza profunda. A pesar de ello, no me he sometido a tratamientos de blanqueamiento ni otros procesos ambulatorios. Pero al igual que Sebastián, re recurrido a algunos métodos caseros.

He usado la cascara de una naranja, solo su parte interna de color blanco. Me ha sido útil, porque la froto durante varios minutos varias veces por semana. Y luego de eso, puedo sentir los dientes más limpios. También me he dado cuenta que el color de las dentadura se ha aclarado un poco. Pero definitivamente el problema sigue. Y es muy molesto que las personas hagan comentarios sobre ti y tus dientes a tus espaldas. O que reaccionen de una manera exagerada cada vez que hablan contigo. He lidiado con esa situación por al menos 15 años de mi vida. Y me gustaría encontrar una solución definitiva que me haga tener una sonrisa de revista. ¿O no es eso lo que queremos quienes tenemos dientes amarillos?

Luego de escuchar a hablar a Sebastián y a Sandra, de verdad que me impacta lo que puede afectar unos dientes amarillos la autoestima de cualquier persona. Y esta vez hablaré por mí, pues también he vivido todo lo que ellos han pasado. Mi nombre es Eugenia, y tengo ya 46 años. Y durante años mostré una dentadura que para mí era espantosa, solo por tener aspecto amarillento. Además de algunas manchas blancas también.

Trabajé como secretaria en una empresa de recursos humanos. Y sabrán lo incómodo que era para mí tener unos dientes así de feos. Así que después de un tiempo, decidí finalmente acudir al dentista para hacerme un blanqueamiento laser. Ya había investigado sobre sus efectos, y su impacto en el esmalte dental. Pero debía encontrar una solución a la apariencia de mis dientes.

El especialista me atendió de la mejor manera. Y me sometí a varias sesiones con luz láser, en conjunto con peróxido de carbono para penetrar las capas más profundas de los dientes. Luego de la primera sesión, puede notar el cambio. ¡Ya no tenía dientes amarillos! Eso para mí significó mucho, pues por primera vez luego de muchos años, me sentí segura al hablar con los demás.

Hoy mis dientes se mantienen blancos, pero debo cumplir una serie de cuidados para evitar que se tornen de un tono más oscuro de nuevo. Incluso, ya las muelas y los dientes laterales donde el cepillado es menos profuso, comienzan a adquirir un tono amarillento. Y eso me preocupa. Por ahora estoy tranquila, mientras puedo lucir una sonrisa decente.

¡Mucho  gusto a todos! Soy Andrés, y también sufrí de dientes amarillos en mi adolescencia. Ahora tengo 25 años. Pero empecé a tener una limpieza bucal más profunda, luego que me diera cuenta que eso molestaba a las chicas. Supe de inmediato que no encontraría una novia de esa manera jamás. Así que empecé a cepillarme 3 veces al día, y usar enjuague bucal.

Sin duda mis dientes mejoraron su aspecto. Pero con el pasar de los años, he notado que a pesar de lo mucho que limpio mis dientes, estos se ponen poco a poco de un tono más oscuro. Y se puede ver en las fotos. Quisiera tener un solución definitiva, y evitar que mi sonrisa se a opaca y fea. Si me pueden ayudar con otras sugerencias o alternativas, se los agradecería mucho en verdad.

Forma de contacto